Encuentro de escritores divagantes,

almas perdidas buscando consuelo en letras flotantes unidas por la sinceridad de sentimientos.

Olor a manzana vainilla. Chocolate caliente

¡poesías!

Palabras cautelosas y extravagantes. Sentires que se desatan ante la mínima expresion.

Gritan por salir del papel.

Es preciso escuchar cada verso no planificado, cada palabra no escrita, pensamientos no razonados.

Canela en el aire, pinturas de una ciudad con historia. Creacion de mentes abrumadas pero liberadas de cierta manera.